Decoración de primavera

Decoración de primavera Dugar Home

Decoración de primavera

Este año parece que se ha resistido un poco, pero parece que por fin ha llegado la estación del año más bonita y alegre: la primavera. Y con toda la frescura que nos trae es momento de hablar de la decoración de primavera.

Los colores inundan las plantas y la decoración y la luz se apodera de los días. Los días son más largos y las calles se llenan de gente a disfrutar del buen tiempo. Llega el momento de abrir las ventanas y dejar que entre aire fresco, de empezar a pasar tiempo en nuestros jardines y, por supuesto, de pensar en la decoración de primavera.
Porque la alegría que trae esta estación nos inspira, y la inspiración es una de las mejores herramientas a la hora de decorar.

Con la primavera se renuevan las plantas, las flores y nuestro entorno. Llega el momento de jugar con los colores vivos, de tocar los colores alegres que nos trae la primavera.

El momento de hacer que la alegría de la primavera inunde tu casa está aquí. Es hora de que tu hogar se llene de frescura y de buenas vibraciones, de plantas y de flores.

El tema de los colores en nuestra decoración de primavera no deja de ser una cuestión de estilos y gustos, aunque tradicionalmente en esta estación reinan los colores vivos y los tonos brillantes.

Esta primavera de 2018 vienen pisando fuerte los colores empolvados y naturales frente a los tonos vivos y explosivos de otros años. Los tonos suaves aportan un toque elegante a la primavera, respaldados por materiales naturales y tejidos agradables. Las formas curvas y redondeadas también se posicionan como fuertes tendencias para esta primavera.

Para nuestra decoración de primavera siempre es una buena opción aprovechar la naturaleza para meter la primavera en cada rincón de nuestra decoración.

Flores

Las flores son un básico de la decoración de primavera. Vestir la casa con flores, cambiando la ropa de casa hará que se respire un toque fresco especial. Los estampados de flores en las fundas del sofá, en los cojines, en las cortinas e incluso en las fundas de la cama.

Cualquier accesorio, de interior o de exterior, es susceptible de ser decorado con estampados florales. Pero hay que llevar cuidado con no recargar. Se trata solo de dar un toque, no de envolverlo todo en estampados de flores.
Los estampados de flores siempre sientan bien sobre fondos en los que predominan los tonos claros y sobrios. Ahí las flores son las que van a dar el toque, lo que va a resaltar.

Si las flores son de colores muy vibrantes debemos llevar aún más cuidado y reducir su cantidad.

Los colores típicos de la primavera (amarillo, verde o blanco) son grandes aliados como fondo para los tonos rosas, rojos o naranjas. Todo combinado siempre de forma sutil.

Un toque diferente para nuestra decoración de primavera puede estar en nuestras vajillas: eligiendo vajillas coloridas o estampadas.

Las botellas de cristal transparentes o en tonos suaves (azul o rosa) son una opción estupenda para hacer cualquier rincón un poco más primaveral. Rellenándolas con flores secas o dejándolos tal cual.

Otro punto importante son nuestras macetas. Las plantas son las reinas de la decoración de primavera. Florecen y aprovechan para llenar de color. Incluso las plantas sin flores son una buena opción para nuestra decoración de primavera. En ese caso, viene un muy “vestirlas”, es decir, aprovechar el macetero que las contiene para darles un toque aún más primaveral. Los cordeles de esparto, las telas de colores y la rafia son opciones muy buenas.
Incluso podemos tener cubre-maceteros diferentes que podemos ir cambiando en función de la época del año en la que nos encontremos sin necesidad de tener que trasplantar la planta entera.

Jardines

Con el buen tiempo llega el momento de abrir los espacios, de acercarnos un poco más a la naturaleza y pasar más tiempo en nuestros jardines. Son el sitio perfecto para crear una zona de relax en la que pasar tiempo. Y la decoración es muy poderosa para acompañarnos con esa sensación primaveral.

La primavera llena de alegría nuestros jardines, las plantas florecen después del invierno y podemos decorar utilizando un montón de elementos, mucho más allá de los clásicos enanos de jardín. Las luces, para pasar algo de tiempo cuando oscurezca, o lámparas de exterior serán elementos clave en este aspecto en nuestra decoración de primavera.

Jardineras y macetas con flores de colores vivos serán básicos que no podrán faltar en nuestro jardín para dar la bienvenida a la estación de las flores.

También sillas y sillones, para pasar más tiempo ahí. Podemos usarlas para conseguir el ambiente que queremos, optando por estampados de flores o por tonos lisos empolvados si las plantas ya están dando el toque de color a nuestro jardín.

Las plantas dan frescura y revitalizan cualquier entorno, por eso no pueden faltar en nuestro jardín. A parte de su aportación decorativa, tienen multitud de beneficios, como el de purificar el aire, produciendo oxígeno y eliminando el dióxido de carbono.

Las flores traen la alegría, y mejor si las puedes recoger de tu propio jardín para decorar otros espacios de la casa: en un jarrón en el salón o en una botella de cristal en el baño. Algunas de las flores que más encajan con la decoración primaveral son las petunias, los claveles o los pensamientos…

Ambientes luminosos

Uno de los motivos por los que nuestro jardín es tan importante en primavera es por la luz. La luz da alegría y da vida. A veces no disponemos de jardín, pero no por ello tenemos que prescindir de la luminosidad.
Los ambientes luminosos priman en esta estación en la que la temperatura invita a abrir ventanas y a pasar tiempo en el exterior. Podemos aprovechar y potenciar esta luminosidad con nuestra decoración, poniendo espejos, por ejemplo. Usando maderas claras y tejidos ligeros y naturales como el lino o el algodón.

Huerto casero

Un huerto casero es una idea estupenda que, además, cumple doble función: decora y da frutos. Lo podemos poner en nuestro jardín, en una pequeña terraza o incluso en nuestro balcón. Se trata de crear un espacio en el que las plantas y flores reinen y nos dé un toque de alegría. Necesita poco mantenimiento y es una esquina ideal para decorar y tener un poco de naturaleza en nuestro hogar.

El huerto aprovecha la luz que tanto esperamos hasta esta estación. La luz que combina con los colores vivos, pero también con los colores suaves y los materiales naturales, evocando el brillo que se asemeja al de la luz del sol que tanto tenemos.

 

Sea cual sea nuestro estilo, la primavera es una oportunidad estupenda para dar rienda suelta a nuestra imaginación a la hora de decorar. Para dejarnos invadir por la inspiración que traen la luz y las flores. Para abrir las ventanas, respirar aire puro y crear nuestros propios rincones con nuestros toques de personalidad saliendo por cada esquina.

ANTERIOR

Te agradecemos tu visita en Feria de Mueble de Zaragoza (Video)

SIGUIENTE

Las tres funciones principales de los espejos y cómo sacarles partido