Cómo conseguir un nuevo estilo para tu salón en 2 pasos

Cómo conseguir un nuevo estilo para tu salón en 2 pasos

Cómo conseguir un nuevo estilo para tu salón en 2 pasos

¿Llevas mucho tiempo con la misma decoración y quieres conseguir un nuevo estilo para tu salón? No es necesario meterse en obras ni hacer grandes inversiones de dinero. Con tener en cuenta unas cuantas claves es suficiente.

Distribución para conseguir un nuevo estilo para tu salón

Lo primero antes de decidir el nuevo estilo para tu salón es pensar en el uso que le vas a dar. ¿Va a ser un salón familiar? ¿Vas a recibir muchas visitas? ¿Vais a comer en él? Es vital saber el uso que se le va a dar para distribuirlo de una forma u otra.

Una vez que tenemos este primer punto claro, nos centraremos en las ventanas. Colocaremos el resto de los elementos en función del lugar en el que estén las ventanas y del efecto que queramos conseguir. Combinar las ventanas con espejos puede darnos mucho juego a la hora de agrandar el espacio. ¡Haz que rebote la luz en los espejos!

Cuando quieres conseguir un nuevo estilo para tu salón y este es pequeño, debes ganar espacio. Debes partir de una premisa: pega los muebles más grandes a las paredes. De esta manera tendrás más espacio en el centro de la sala y ganarás sensación de amplitud.

Además, si quieres que el espacio se vea mucho más ordenado, apuesta por muebles lineales con líneas rectas y sencillas.

Por otro lado, si tu salón es muy grande, puedes usar los sofás para delimitar las dos estancias: zona de relax y mesa de centro. Poniendo el sofá de espaldas a la mesa de centro conseguirás un efecto de separación muy sutil entre las dos zonas.

Color para conseguir un nuevo estilo para tu salón

¡Uno de los factores claves para conseguir un nuevo estilo para tu salón es el color!

Partiendo del color de las paredes y pasando por el color de los muebles y de cada detalle, podemos usar este factor para conseguir la decoración ideal.

Para conseguir un nuevo estilo para tu salón sin mucho esfuerzo, es recomendable centrarnos en las paredes. En función de nuestro mobiliario debemos tener en cuenta las tonalidades que pueden irle a nuestro salón.

El color de nuestras paredes hará que nuestro salón parezca más grande, más luminoso, más informal o más elegante, etc.

Recuerda que los tonos claros dan siempre sensación de amplitud. Y si les añades algún elemento en un color fuerte, conseguirás un contraste que aportará mucha personalidad. Además, siempre puedes añadir detalles en colores fuertes para darle fuerza a la composición: unos cojines, una lámpara o un cuadro llamativo.

Si quieres un nuevo estilo para tu salón y no quieres algo muy llamativo pero tampoco quieres caer en el blanco, ¡apuesta por azules y grises! Las paredes en tonos azules y grises suaves son una opción muy sutil y que da resultados muy luminosos. Además, al ser colores tan neutros se adaptan perfectamente a cualquier estilo y a cualquier espacio.

Detalles

Una vez que has elegido la distribución y el color que conseguirán un nuevo estilo para tu salón, es hora de culminar con los detalles. No olvides factores tan importantes como la iluminación, los cojines o los cuadros. También puedes aprovechar para renovar algunos de los muebles de tu salón, esto sí que hará que consigas un nuevo estilo para tu salón!

No tengas miedo de mezclar y fusionar para encontrar tu propio estilo, ¡hazlo lo más personal posible!

¡Descubre todas nuestras novedades y atrévete a conseguir un nuevo estilo para tu salón!

ANTERIOR

Lámparas: ¿cómo renovar los espacios de tu hogar fácilmente?

SIGUIENTE

Ideas para decorar con plantas esta primavera