El color y los detalles en la decoración de verano

El color y los detalles en la decoración de verano

El color y los detalles en la decoración de verano

¿Aún piensas en la decoración de verano? El verano es la época del año favorita para muchos. Los días se hacen más largos, la luz y el sol nos acompañan durante más horas y llegan las esperadas vacaciones.
Para los apasionados de la decoración, el verano es el momento ideal para encontrar el tiempo y la inspiración y convertir su hogar en un lugar inspirador, digno de cualquier revista de decoración.

El verano es el momento perfecto para hacer cambios en tu casa, para pasar tiempo en el hogar y convertirlo en el lugar que deseas. Aquí te dejamos unas cuantas claves para la decoración de verano en tu hogar:

El color en la decoración de verano

En la decoración de verano el blanco es el rey. Aporta naturalidad y frescura, absorbe el calor y transmite una gran sensación de bienestar al potenciar la luminosidad de cualquier estancia. También transmite una sensación de pulcritud y ligereza muy poderosa, que invita a la relajación propia del verano. Además, los colores claros y los tejidos ligeros son muy buenos aliados para combatir las altas temperaturas de verano.

Aunque el blanco sea el protagonista principal de nuestra decoración de verano, para evitar caer en el error de crear una decoración aburrida, conviene combinar el banco con toques de colores vivos y alegres.

El azul es un color que también encaja estupendamente con la decoración de verano. Es un color relacionado con el mar, el verano, el cielo y los momentos de relax.

La combinación del blanco y el azul en nuestra decoración de verano será un acierto seguro.

Los detalles en la decoración de verano

Los colores no son los únicos detalles importantes que debemos tener en cuenta a la hora de pensar en la decoración de verano de nuestros hogares.
Si no queremos hacer un cambio radical en nuestras casas, con cambiar unos cuantos detalles será más que suficiente para adaptar nuestro hogar a la estación veraniega. De esta manera, cuando el verano termine, podremos recuperar la decoración original sin apenas esfuerzo.

Elegir pequeños objetos decorativos que evoquen la estación estival es una buena forma de empezar. Jarrones de cristal en tonos azules y verdes pueden convertirse en centros de mesa estupendos y las estrellas de mar y las caracolas pueden acompañar para dar el toque de naturaleza ideal.

Elegir una vajilla de corte veraniego es otra idea estupenda. Los motivos marítimos y florales encajarán perfectamente con la decoración que queremos conseguir.

Cambiar las fundas tus sofás y de tus cojines también es un detalle fundamental para tu decoración de verano. Es sencillo y rápido y el resultado es muy vistoso. Los motivos naturales y los estampados florales son las opciones más recurrentes, aunque unas rayas marineras siempre aportan un toque veraniego extra a cualquier sofá.

Los detalles en madera son otra de las claves para una decoración de verano perfecta. La madera es clave para conectar con la naturaleza, con el exterior que adoramos en verano.

Una decoración sencilla, que aporte frescor y ligereza es ideal para esta época del año; debemos evitar las decoraciones recargadas y ser prácticos. Fusionar polos opuestos es una opción que aporta mucha personalidad: colores suaves con colores fuertes, superficies lisas con otras estampadas, las plantas con la madera, etc.

En definitiva, tienes miles de maneras de hacer que tu casa tenga matices veraniegos en cada detalle de su decoración. ¡Solo es cuestión de inspirarse y empezar a decorar!

ANTERIOR

Terraza y plantas, claves de decoración en verano

SIGUIENTE

Novedades de Dugar Home en Feria Hábitat 2018